¿Se viene un nuevo dólar soja?

La necesidad del gobierno de fortalecer las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), impulso al Ministerio de Economía a iniciar una nueva etapa de negociaciones con las cerealeras  para poner en marcha una nueva versión del dólar soja.

En ese sentido, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunciaría, este lunes,  el Programa de Incremento Exportador (PIE) II o “Dólar Soja II”, que regiría a partir del 1 de diciembre, medida similar a la puesta en vigencia en septiembre último, actualizada de acuerdo al índice de inflación, trascendió de fuentes cercanas a las negociaciones.

En las oficinas de Yrigoyen 250, mientras avanzan las negociaciones con las exportadoras, se trabajaba en los detalles técnicos del programa que tendría como base un dólar de $225, con lo que el Gobierno lograría sumar unos 3.000 millones de dólares a las reservas del BCRA.

En un principio, había cierta resistencia en las empresas a comprometerse a esta segunda temporada del dólar soja. Pero una variable adicional al monto comprometido a liquidar en un mes es el tipo de cambio.

El dólar soja que se puso en marcha en septiembre fue de $ 200, pero con precios que suben al 6% mensual como mínimo, y el tipo de oficial también orillando el 7% por mes, esa variable también debe actualizarse.

El dólar soja de septiembre dejó para las arcas del BCRA unos 5.000 millones de dólares, de acuerdo a datos oficiales.

El programa lanzado en septiembre aplicó un tipo de cambio de 200 pesos por dólar para las exportaciones de soja durante un mes. Se estima que de igual modo que en la primera implementación, la adhesión al programa será voluntaria

Ahora se espera que la cartera económica ponga en marcha un dólar para las economías regionales, como e anuncio en su momento el ministro Sergio Massa.

Massa disertó este jueves ante la mirada atenta de 250 empresarios convocados por el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (CICyP).En su discurso de media hora describió los objetivos que tiene para con la economía argentina y anticipó que este año “vamos a cerrar el año cumpliendo el 2,5% de déficit fiscal” cumpliendo con la pauta establecida en el acuerdo con Fondo Monetario Internacional.En este punto, reitero que piensa cumplir con el acuerdo y, enfatizó, en un gesto conciliador, que la deuda “la tomo Argentina”, más allá de si fue correcto o no el que el gobierno de Maurcio Macri (no lo menciono) haya solicitado el préstamo de 45.000 mil millones de dólares.Con un dólar blue rozando 318 pesos el ministro fue categórico al indicar que: “creo en los caminos que se recorren de manera metódica, cumpliendo objetivos, siguiendo un orden, teniendo constancia y venciendo dificultades. No creo en la magia”.

Luego cuestionó a los que a “los que piden una devaluación desesperados, están destruyendo el valor de sus compañías. No solamente destruyen el ingreso de los argentinos, sino que también destruyen el valor de sus compañías en dólares”, advirtió.

Se hicieron presentes por parte del CICyP: Nicolás Pino, presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA); Jorge Brito, representante de la Asociación de Bancos Argentinos (ADEBA); Adelmo Gabbi, presidente de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA); Gustavo Weiss, presidente de la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO); Daniel Funes de Rioja, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA); Natalio Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC); Bettina Bulgheroni, Eduardo Machiavello, presidente de la Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA); Martín Cabrales, Pro Tesorero del Consejo Interamericano de Comercio Producción (CICyP) y Alfredo Gusmán, Tesorero del Consejo Interamericano de Comercio Producción (CICyP).

Artículo anteriorEl pastoreo rotativo es la mejor manera de aprovechar la alfalfa
Artículo siguienteRindes y márgenes económicos esperables para soja