Maquinaria 

Vassalli encara 2022 con todo

La fábrica de maquinaria agrícola Vassalli encara un 2022 con un ambicioso plan que busca profesionalizar la gestión, para darle el valor que se merece y poder competir de igual a igual con las grandes compañías que conforman este segmento. “La idea es ser una empresa profesional, que tenga vínculos claros con las partes interesadas, e incluso pensar en tener una oferta pública para cotizar en Bolsa, con números claros y con información transparente’’, dijo Guillermo Calvi, nuevo gerente general (CEO) de Vassalli.

Para encarar este objetivo, la firma -cuyos accionistas principales son Matías Carballo, hermano del actual presidente del Banco Macro, y Esteban Eskenazi, hijo de Enrique, titular del grupo Petersen-, renovó en el último tramo del 2021 la conducción de las líneas gerenciales, y puso la ficha a distintos profesionales que cuentan con trayectoria en reconocidas industrias.

El nuevo gerente general es Ingeniero industrial de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) y es oriundo de la ciudad de Gálvez, Santa Fe. Su experiencia profesional fue principalmente en el sector siderúrgico, donde trabajó durante más de 25 años en Acindar en distintas posiciones. En los últimos 10 años, fue director ejecutivo del Negocio de Alambres y también de las áreas de Recursos Humanos y Tecnología de la Información. Además cuenta con un MBA en el IAE de la Universidad Austral y un máster en Finanzas.

Calvi también trabajó en Laminfer, una empresa que atravesó un proceso similar al de Vassalli, y que luego fue adquirida por Acindar. “Se trataba de una empresa que no era manejada muy formalmente, y a la que profesionalizamos, le dimos valor y logramos convertirla en una compañía exitosa”, contó.

Además de Calvi, en el último tramo asumieron nuevos gerentes en la conducción de la empresa. En la gerencia de Supply Chain asumió el ingeniero industrial y MBA, Guillermo Nelson Re, con más de 29 años de trayectoria en empresas nacionales y multinacionales, como Laminfer y Acindar. Anteriormente, ocupó el cargo de gerente de servicios industriales de Metallfeld.

Por su parte, Pablo Hernández fue designado como nuevo gerente Comercial de la empresa. Hernández cuenta con una década de experiencia en el sector de la maquinaria agrícola y anteriormente trabajó en John Deere Argentina, ocupando diferentes cargos. Su última posición fue la de gerente Territorial de Negocios.

Además de los fichajes en las gerencias General, Supply Chain y Comercial, Calvi contó que están en busca de “un gerente más, también con buen nivel profesional, para que trabaje todo el tema de ingeniería y sistema de gestión integrado. Y con eso ya tendríamos una línea gerencial profesional y de buen nivel”.

Aumentar producción

La renovación de cargos gerenciales se da en paralelo al objetivo que se propuso la firma de duplicar el nivel de productividad. “Estamos trabajando para llevar la planta de 5 cosechadoras que estuvo haciendo en el mes de octubre y noviembre, a 7 como cerramos en diciembre, 9 en febrero y llegar a 12 en marzo, lo que nos permitiría operar en condiciones económicas favorables”, contó Calvi.

Nuestro objetivo a corto plazo es incrementar el nivel de producción para poder acortar los tiempos de entrega -que venían dilatandose por distintos motivos- y así estar mucho más cerca de lo que necesita el contratista o productor”, señaló.

Pese a que históricamente el nivel de ventas de cosechadoras está por debajo del nivel que deberían tener, desde la empresa ven con expectativas al 2022. “Esperamos estar un 20% por encima de las máquinas vendidas en el 2021”, reconoció Calvi.

Una vez que logren consolidar la cuota de mercado local, el objetivo es poder exportar como en algún momento lo hizo Vassalli. “Apuntamos a estar en condiciones de exportar en 2023, al menos a países de Latinoamérica, algo de Africa y por qué no a Rusia, desde donde recibimos algunas consultas recientemente”, señaló el directivo.

Actualmente hay 310 personas trabajando en las dos plantas que tiene la empresa en Firmat. “Estamos trabajando un turno extendido ahora que queremos incrementar el nivel de actividad”, explicó Calvi.

Sobre cómo se encontró a la empresa cuando ingresó, el nuevo gerente hizo hincapié en el alto nivel de compromiso que tiene la gente que trabaja en la fábrica. “Me llamó la atención el alto sentido de pertenencia. Y también el saber hacer cosechadoras buenas y reconocidas. Hay un nivel de conocimiento en ingeniería alto. Por eso tenemos que profesionalizar las líneas gerenciales, y fijar ciertos estándares de gestión y procesos que por su historia reciente la empresa perdió. La ventaja es que lo debemos hacer en una compañía con gran sentido de pertenencia y ganas de salir adelante. Si uno se puede apalancar inteligentemente en eso, es todo más fácil”, destacó.

En paralelo, desde la firma están en diálogo con el Ministerio de Trabajo de la Nación y de la provincia, y también con el gremio -UOM- para hacer un centro de formación dentro de uno de los edificios de Vassalli.

Buscamos formar a los futuros operadores y/o darles más herramientas a los operarios actuales. Cuando esto arranque, que será durante este año, necesitaremos capacitar urgentemente en cuestiones de electrónica, hidráulica y electricidad, porque las máquinas son cada vez más complejas, y necesitamos operarios bien formados al menos en estas disciplinas”, explicó el CEO de la empresa.

Los puntos fuertes

Más electrónica, mayor captura de datos, tiempos de entrega óptimos y mejoras en los servicios que ofrece la máquina, son algunos de los puntos en los que la empresa busca consolidarse, mientras implementa una reorganización que esté a la altura.

Hoy las máquinas Vassalli tienen tecnología que está al nivel de las mejores del mundo”, afirmó Calvi. Recientemente, en septiembre, la empresa presentó su nuevo módulo de conectividad V-Conecta, que permite monitorear de manera remota la cosechadora desde cualquier dispositivo electrónico en tiempo real o programar un esquema de trabajo determinado.

En materia de precios, aseguró que las máquinas tienen un precio competitivo: “No tenemos la cosechadora más cara -que es John Deere- y tenemos una propuesta de valor que es buena, donde juega mucho el servicio técnico y la capacidad de respuesta al contratista/productor cuando tiene algún inconveniente”.

En materia de novedades, avanzan en el desarrollo de la Vassalli 870, una de las máquinas de mayor potencia y alta capacidad de trillaque hoy está en fase prototipo. “Queremos que a mediados de 2023 ya esté en producción y se sume a nuestro porfolio de máquinas”, adelantó el directivo. Se trata de un proyecto desafiante, del cual se hará cargo un nuevo gerente que actualmente están buscando, ya que a nivel tecnológico es un equipo que competirá con las mejores cosechadoras del mundo.

Además, están mejorando la línea de equipos de cosecha convencional “Don Roque”. “Estamos trabajando con un modelo intermedio, que es la DR550, que a partir de mediados de año contará con motor electrónico y mejoras en la capacidad de trilla”, adelantó el directivo.

En materia de inversiones, el nuevo CEO mencionó tres líneas: “Una que es fundamental y que es invertir en un sistema de información acorde a la compañía que queremos tener. La segunda tiene que ver con el sistema de gestión integrado a los más altos estándares de normas internacionales; y la tercera son las inversiones para mejorar el equipamiento actual y adquirir nuevos equipos”.

Si bien no dio números, aseguró que se trata de “montos de inversión importantes”, deslizó el nuevo gerente.

El desafío de la confianza

La firma Vassalli cuenta con una red de proveedores muy importante, cerca de 350, pero por lo que sucedió en la historia reciente de la compañía, el vínculo de confianza con muchos de ellos se vio deteriorado. “Lo que pasó con la empresa, tuvo sus consecuencias. En el caso de los proveedores, generó resquemor y cuando los contactamos, suele haber dudas”, reconoce Calvi.

Para restablecer esa confianza, el directivo insiste en la necesidad de trabajar en conjunto. “Es cuestión de tiempo y de compartir proyectos. Son parte de la compañía, así como lo es la comunidad, el gremio, los accionistas, los concesionarios y los clientes”, destacó.

“Estamos tratando de manejarnos seriamente. Muchos de ellos ya conocen nuestros planes para el 2022, a nivel de números, de órdenes de compras que van a tener colocadas por lo menos para el primer cuatrimestre del año, y eso da cierta previsibilidad para poder reconstruir esa confianza que en este negocio es súper importante”, cerró.

Entradas relacionadas