Maquinaria 

Tolvas frontales: ¿lo que falta en Argentina?

En Europa ya son habituales las tolvas frontales para la asistencia de sistemas de siembra y fertilización. Ubicadas en el enganche delantero del tractor, las tolvas dejan de representar un peso considerable para los implementos que van enganchados detrás.

Al ser frontales, posibilitan equilibrar mejor las cargas en el tractor, reducir el peso en el eje trasero y también bajar la compactación en el suelo.

Los sistemas han evolucionado hacia equipos que cuentan con dos ruedas delanteras en tándem y dos laterales, como en la última versión de la tolva Xeos TF de Sulky.

¿Es un recurso que está faltando para determinados planteos en el ámbito argentino, donde están creciendo las tolvas montadas sobre acondicionadores, rastras y cultivadores?

Posibilidades

Las tolvas frontales, al estilo europeo, ofrecen capacidades situadas en un rango de 1.000 a 2.000 litros. Además, están pensadas para anchos de trabajo que llegan a los 6 o 7 metros, como máximo.

En esas condiciones, la aplicación en Argentina estaría orientada a la siembra de pasturas o de cultivos de cobertura. Sería también una variante a considerar en el esparcido de fertilizantes, acompañando el trabajo de diversos implementos.

Asimismo, se podría evaluar el uso de la tolva frontal para respaldar el trabajo de sembradoras de menor porte, como las que se utilizan en horticultura.

Entradas relacionadas