Ganadería 

Menos faena

La faena de mayo, con la suspensión de exportaciones y el cese de comercialización de ganado que dispuso la Mesa de Enlace mediante, tuvo una baja del 7,3 % en relación a abril, analizando las jornadas laborables.

La disminución de faena resultó menor a lo que se preveía dadas las interferencias en el mercado cárnico que confluyeron en el mismo mes. La caída «moderada» de la faena intermensual responde a la fecha en la que se anunció el cese de comercialización, el martes 18 por la mañana, que permitió que se siga en actividad durante la tarde del martes y el miércoles, iniciando el cese recién el jueves 20.

El analista ganadero Victor Tonelli explicó en relación a estas cifras que durante los primeros 15 días de los 20 días hábiles del mes fueron de faena llena que permitieron faenar unas 800.000 cabezas durante el mes.

La faena de mayo registró una caída del 7,3 % en relación a abril.

Por otra parte, también contuvo la caída de la faena el trabajo realizado durante los últimos días que mantuvieron un ritmo de 32.000 cabezas/día, principalmente de los ganados propiedad de frigoríficos y matarifes que se encontraban en feedlots propios o de hotelería.  El total de los animales encerrados en corrales, de acuerdo a Tonelli, pertenecen en un 60 % a matarifes y abastecedores que no respetaron el cese dispuesto por la Mesa de Enlace.

La participación de las hembras en la faena alcanzó un 46 %, un punto menos en relación a abril, aunque se registró un fuerte crecimiento en la participación de vaquillonas, cuatro puntos porcentuales más que abril que compensaron la caída de las vacas.

Más para leer