Ganadería 

Los exportadores aceptarían todas las condiciones para reabrir las exportaciones

Las negociaciones para levantar la suspensión de las exportaciones avanzan, de acuerdo al presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, con concesiones de parte de los exportadores.

La presión para reanudar las exportaciones y el malestar creciente en el sector habría hecho mella en quienes están en negociación con el Gobierno Nacional, el Consorcio de Exportadores ABC, y están «aceptando prácticamente todas las condiciones que le están poniendo para reabrir las exportaciones y no perjudicar más el país«, de acuerdo a Schiariti.

Si bien la letra chica de las condiciones todavía no están claras, se especula que el Gobierno le habría pedido a los exportadores entre 10 y 12 mil toneladas de carne mensuales así también como la restricción de exportación de algunos tipos de cortes específicos. La definición de estas conciliaciones llegaría en estos días, pero de momento la restricción a las exportaciones se mantendría vigente hasta que, como mínimo,  se cumpla el plazo de los 30 días.
«El enojo de los productores es muy fuerte«, aseguró Miguel Schiarit, Presidente de CICCRA.

La actividad de los frigoríficos, según el presidente de CICCRA, está virtualmente paralizada y temen que eso derive en despidos. «Hay algunos frigoríficos que suspendieron contratos, anticipado vacaciones, hay personas contratadas de depostada- que es un trabajo que siempre está tercerizado- y están suspendiendo esos contratos, hay personal con garantía horaria de 140 horas de trabajo del salario básico y no tienen horas extra ni ningún beneficio tentempié«, explicó preocupado el referente cárnico.

Por otra parte el Schiariti se refirió a los rumores de la reinstalación de los ROE (Registros de Operaciones de Exportación) que le pondrían un cupo definitivo a las exportaciones en un futuro. En este sentido, explicó que desde su perspectiva estas restricciones ya están vigentes a través de la declaración jurada que impuso el Gobierno. De por sí, de acuerdo a él, la implementación de la declaración jurada impactará negativamente y hará que las exportaciones caigan este año entre un 20% y un 40%.

Los exportadores, serán sujetos de una persecución, según su lectura, y se les exigirá certificados de vacunación y otros documentos necesarios para la exportación que redundarán en un desincentivo para el sector. «Dejarán de exportar como lo venían haciendo o por lo menos con los volúmenes con los que lo venían trabajando«, dijo terminante el referente.

De mantenerse la restricciones a las exportaciones, se va a presentar un fenómeno de «liquidación» principalmente de «liquidación de vientres». «La faena va a caer, las exportaciones van a caer, y el consumo también tendería a caer», vaticinó.

Por último Schiariti profundizó acerca del impacto que tuvo el paro de comercialización dispuesto por la Mesa de Enlace. Lejos de contentar a los productores la convocatoria en una medida de fuerza, enardeció las bases y para el referente cárnico «el productor está muy enojado y la mesa de enlace muy preocupada por la pérdida de valor de la carne». Anticipo que se podrían presentar, por este » enojo muy muy fuerte con el Gobierno » nuevas medidas tales como un cese de comercialización de seriales u otras.

Más para leer