La cosecha se acerca y la soja por debajo de los US$300 no seduce

0
7

Las lluvias del fin de semana de carnaval estabilizaron la producción, tras tres semanas secas y con calor. Dante Romano, profesor e investigador del Centro de Agronegocios y Alimentos de las Universidad Austral, expresó -que aunque es difícil prever la producción porque dependerá de la capacidad de recuperación de los cultivos- advirtió: “Tendríamos un muy buen volumen para este año”.

En el marco financiero, por un lado, el dólar mostrando alguna debilidad ayuda a los granos a nivel mundial, pero en Argentina la baja de la brecha cambiaria (relación dólar cable o CCL con el oficial) pasó de 50% a 30%. Dado que el dólar exportación se compone 80% por el valor oficial y el 20% al CCL, la capacidad extra de pago para un exportador es el 20% de la brecha. La baja de la brecha les dio menos capacidad a los compradores para sobrepagar el disponible.

Por otro lado, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires comenzó a publicar un tipo de cambio dólar exportación de referencia. “Sin embargo, no han aparecido compradores ni nuevos contratos en el MAT que utilicen como referencia ese valor”, indica el especialista.

“Mayores liquidaciones de exportación, de la cual 20% ingresa como oferta extra en el contado con liquidación, y las ventas de dólares para “poder pagar las cuentas” ante el contexto recesivo que comienza a verse, llevó a que la brecha con el oficial baje. Dado que el dólar exportador suma 20% del valor que tenga la brecha, al pasar del 50% al 30%, el aporte extra del dólar blend pasó de un 10% a sólo un 6%”, profundizó Romano.

A nivel internacional, el hecho más destacado resultó las estimaciones que aportó el Agricultural Outlook Forum del Usda, en donde se estimó un pasaje de área de maíz a soja de 1,5 millones de hectáreas, algo más de lo que se esperaba. “Para colmo, al tomar otras variables en cuenta, los stocks/consumo esperados de soja para el ciclo 24/25 -que se siembra en abril de este año- se elevaron por encima del promedio histórico a casi 10%, y los de maíz -que ya estaban por encima del promedio- crecieron más todavía. En el caso del trigo, vemos mejor producción en Francia y Rusia. Adicionalmente los precios del trigo ruso siguen bajando haciendo casi imposible que veamos alzas en los demás orígenes”, señaló el investigador de la Universidad Austral.

Los cultivos en el país

En cuanto a la soja, la demanda está más débil, y del lado de los vendedores se observa algo de oferta. “Esto sumado a que al bajar la brecha dólar CCL/oficial cae también la capacidad teórica de pago, llevo a menores precios. Recordemos que este mercado sigue teniendo un inverso de cosecha considerable, pero que debería ir desapareciendo. Quien tenga granos del ciclo pasado debería venderlos”, sugirió.

En lo que hace a comercialización local, Romano explica que los productores sólo llevan 1,4% vendido a precio, cuando los cultivos ya están avanzados. A esta altura normalmente están al 9%. “Cierto es que hay más negocios a fijar, lo que permitirá a los compradores tener mercadería. Valores por debajo de 300 u$s/tt generan un resultado económico malo, por lo que esperamos que se venda lo justo para cubrir deudas, y que se guarde la mayor cantidad posible de soja. Incluso recurriendo a créditos, o ventas de otros productos, como maíz y trigo”, resaltó.

Sobre el maíz, si bien la condición hídrica tuvo una marcada mejora, la condición de cultivos siguió bajando a 27% buena a excelente. “El problema es que, dentro del maíz temprano, algunos cultivos se hicieron algo tarde en fecha de siembra, y la seca de tres semanas los tomó en períodos muy susceptibles. Al igual que en soja nos encontramos con un ritmo de compras a precio de maíz bajo 5% contra 18% histórico, aunque con mayor dinamismo. Ya que los compradores trasladaron el 80/20 ingresando la divisa y pagando disponible por la misa. Está operatoria, “poco ortodoxa” permitió que, medido a dólar oficial, el precio alcanzara los 185 USD.tt que al productor lo dejan más tranquilo”, analizó Romano.